RESEÑA - THE GREEN KNIGHT - Sr Geek

RESEÑA – THE GREEN KNIGHT

Título original: The Green Knight .

País: Estados Unidos.

Duración: 130 min.

Dirección: David Lowery.

Guion: David Lowery, basado en el poema “Sir Gawain y el Caballero Verde” del siglo XIV.

Reparto: Dev Patel, Barry Keoghan, Alicia Vikander, Ralph Ineson, Kate Dickie, Erin Kellyman, Joel Edgerton, Sarita Choudhury, Sean Harris, Helena Browne, Emilie Hetland, Anthony Morris, Megan Tiernan, Noelle Brown, etc.

Música: Daniel Hart.

Fotografía: Andrew Droz Palermo.

Productora: A24, Sailor Bear, Bron Studios, Ley Line Entertainment, Creative Wealth Media Finance, Wild Atlantic Pictures.

Distribuidora: A24.

Género: Fantasía épicaFantasía medievalDramaThriller.

Si hay algo que dejó la serie Game of Thrones en nosotros es una creciente necesidad de nuevos productos de fantasía en sus múltiples variantes. Desconozco si esta serie tiene influencia directa o no (o si es que efectivamente la tiene) en la aparición de esta cinta, pero sí estoy seguro que puede hacer que muchos fanáticos de la serie y el género se acerquen a esta joya. El caballero verde o The Green Knight en su inglés original, es la adaptación del poema Sir Gawain y el Caballero Verde, a cargo de David Lowery para la cada vez más exitosa A24.

Sir Gawain es un lord recientemente nombrado en la mesa redonda de su tío, el mismísimo Rey Arturo. En plena celebración de la navidad, el caballero verde se hace presente y plantea un desafío a los presentes: blandir su espada contra él, pero quien acepte el reto, deberá recibir el mismo el mismo golpe un año y un día después. Nuestro joven escudero, toma una espada y emprende un viaje que lo pondrá a prueba.

Sin lugar a dudas, lo primero que resalta es su cinematografía. El trabajo de Andrew Droz Palermo, director de fotografía, logra crear un mundo y una atmósfera sumamente inmersiva, con un claro dominio de las luces y la paleta de color que constantemente crean la idea de una delgada línea entre lo real y lo onírico, focalizando toda su expresividad hacia lo que el director y la historia buscaban contar, sin caer en una suerte de “micky mousing” visual. Cada uno de los frames son dignos de exhibirse cómo un cuadro.

Además, y relacionado con lo anterior, tenemos a la banda sonora en un rol clave en la consolidación de lo visual y que termina por allanar el terreno, para uno termine comprando con mucha más facilidad este mundo que nos plantea David Lowery. Por momentos imperceptible y por momentos bien estruendoso, el trabajo de Daniel Hart termina de configurar la inmersividad que tiene toda la película, la vuelve una experiencia casi hipnótica.

El director nos plantea una fantasía campestre, rural, donde lo silvestre se entrelaza con lo tenebroso, pero sin dejar de ser fascinante y despertar la curiosidad. Además, propone un sincretismo con la tradición cristiana con elementos de la cultura pagana celta. Ambas cosmovisiones parecen convivir armónicamente y enriquecen los temas que aborda, tales como el destino, el honor, la verdad y el valor de las cosas.

Pero si bien la película toma algunos elementos de la épica medieval para prepararnos para la aventura, toma un rumbo distinto, más introspectivo y de crecimiento personal, por ponerlo en esos términos. Si, se toma el arquetipo del caballero medieval con el honor, la bondad, el destino determinista y el heroísmo, pero no se nos muestra cómo características del protagonista, sino cómo una suerte de valores aspiracionales, y el crecimiento, el camino del héroe se forma en base a eso. Sir Gawain lejos de ser ese héroe ideal, es una persona dubitativa y poco hábil, que busca y aspira ser eso. Eso lo hace un personaje más palpable, además que hace que su evolución sea muy creíble. De más está decir el enorme papel que hace Dev Patel, logrando transmitir cada una de las emociones y haciendo verosímiles los cambios que el protagonista encarna.

Quizás algo que pueda incomodar a algunos espectadores es su ritmo lento. En este caso no es algo malo, ya que es una película que busca construir un personaje y lo hace muy a fuego lento, por lo que, si buscas adrenalina rápida y mucha acción con espadas, es probable que The Green Knight no te guste tanto.

Lo que sí podría ser una falencia de la cinta es su falta de autonomía y vida propia. me explico, si bien se sostiene por sí misma, no deja de estar muy ligada al material de origen. Si vas directo sin saber nada de las leyendas artúricas es probable que algunas referencias no se comprendan o no se disfruten del todo. 

En conclusión, The Green Knight es una gran película, con una historia y un mundo inmersivo y atrapante. Una aproximación al mundo del Rey Arturo novedosa y que, a pesar de alejarse mucho de lo comercial, termina siendo un producto muy disfrutable.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Maxi
Maxi
Reseño muy duro, como un esclavo, ya se me olvidó, bueno pagueme dinero. Parido en Gotham, educado en Howarts, alumno del doc Brown e Indiana. Fin del comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *