RESEÑA - STAR WARS: VISIONS - Sr Geek

RESEÑA – STAR WARS: VISIONS

Título original: Star Wars:Visions.

País: Japón.

Duración: 10-20 min.

Dirección: Hiroyuki Imaishi, Masahiko Otsuka, Eunyoung Choi, Abel Góngora, Taku Kimura, Takanobu Mizuno, Kenji Kamiyama, Yuuki Igarashi y Hitoshi Haga.

Guion: Bisha K. Ali, Sophie Goodhart, Laura Hunter, Laura Neal, Laurie Nunn, Freddy Syborn, Mawaan Rizwan, Yasumi Atarashi, Hitoshi Haga, Kenji Kamiyama, Yuichiro Kido, George Lucas, Takahito Oonishi, Miho Sakai, Sayawaka, Hiromi Wakabayashi y Masahiko Otsuka, basados en el universo creado por George Lucas.

Reparto: Animación.

Música: Yoshiaki Dewa, Michiru Ôshima, A-bee, Keiji Inai, Kazuma Jinnouchi, Kevin Penkin, Keiichiro Shibuya, Nobuko Toda y U-Zhaan.

Fotografía: Animación.

Productora: Lucasfilm, Geno Studio, Kamikaze Douga, Kinema Citrus, Production I.G, Science SARU, Studio Colorido, Studio Trigger, Twin Engine y Lucasfilm Animation.

Distribuidora: Disney+.

Quizás esta serie no era de las más esperadas por los fans de Star Wars, pero sí que dentro de todas las futuras producciones que Disney tiene en sus planes cómo, por ejemplo, Obi-Wan Kenobi, Ashoka, Rogue Squadron, Rangers of The New Republic, Lando, Andor, Acolyte, A Droid Storie, la ya estrenada Bad Batch, etc., podría ser la que más curiosidad despertaba ¿Por qué digo esto? Porque esta serie busca combinar la franquicia de George Lucas con el animé. ¿Valió la pena?

Star Wars: Visions, es una serie antológica de cortos que buscan explorar y darnos una nueva visión, tal como lo anticipa el título, de nuestra amada galaxia muy, muy lejana, a través de los ojos de grandes autores de animé.

Antes que nada y para dejarlo bien en claro, sí que esta serie vale la pena, por lo que inmediatamente después de leer esto, recomiendo que vayas a Disney+ y la veas. ¿Y por qué tenés que darle una oportunidad? En primer lugar, por su concepto sumamente refrescante. Ya que esta combinación entre Star Wars y la animación japonesa no es un cocktail tan extraño cómo parece, incluso es mucho mejor de lo que podría aparentar y se debe a los orígenes de la propia franquicia. Para aquellos que no lo sepan, George Lucas se impregnó de la cultura japonesa para darle forma a su universo y esta serie es una suerte de vuelta a los orígenes mismos de todo. Una prueba de que este experimento es potable está en el primer corto, el cual es una excelente historia de samurais, pero ambientada en el universo de Star Wars.

Luego, cada uno de los episodios, con sus altos y bajos, logran darnos una visión única de este mundo, a través de los diferentes estudios de animación y directores japoneses que fueron invitados. Cada uno de estos ellos entrega un capítulo que de forma más o menos redonda nos entrega una historia que podría funcionar tanto cómo una película por sí misma, un piloto de una nueva serie, o incluso, por qué no, un videojuego. Es verdad que esto podría darse con algunos, pero incluso el peor es al menos divertido.

Otra cosa destacable es el nivel de originalidad que hay entre todos ellos, ya que todos toman elementos típicos de la saga y les dan una vuelta de tuerca sorpresiva, refrescante o incluso inesperada por el giro que toman, pero que a pesar de ser diferentes al material de origen, se sienten realmente familiares. A esto creo que se tiene que apuntar cuando se hacen adaptaciones de libros, comics o juegos, o cuando se hacen reboots. Tomar todo lo previo, deconstruirlo y darnos una algo nuevo desde lo viejo. Incluso muchos de los conceptos, historias, personajes podrían funcionar cómo una suerte de parábolas o fábulas dentro del propio templo Jedi, tanto por su versatilidad, cómo por su carácter algo atemporal.

En esta cuestión de lo maleable que puede ser el universo Star Wars, sus personajes e historias es donde está la principal virtud, al igual que pasa en Marvel con otra serie de la plataforma cómo pasa en What If, pero, a su vez, también de acá sale la principal falencia. Si bien cómo dije anteriormente, la plasticidad y la combinación con el anime le da frescura, hay algunos episodios que se alejan bastante, peligrosamente la esencia y que, si no fuera por el tipo de personajes, lugares, artefactos como podrían ser los sables, los droides y los blasters o los sonidos de estos, poco o nada conectan con Star Wars. No es que sean malos episodios, incluso dentro de los más flojos como el Tatooine Rhapsody, al menos entretienen (en realidad terminan siendo inferiores por mero contraste, no tanto por si mismos) y nos dan una excelente animación, pero no todos tienen esa organicidad conjunta. No todos terminan de parecer parte de la misma cosa.

No puedo dejar pasar la animación que, debido a la variedad de historias, sus tonos, autores y estudios, la serie en general tiene un carácter bastante ecléctico, cosa que muestra lo amplio que es el anime cómo tipo de animación. Ninguno es igual al anterior y todos, tanto en escenarios, desarrollo de personajes y fluidez de la acción están acordes a lo que son. Ninguno aparenta tener más pretensiones ni exhibición en vana de recursos, sino que le dan a cada corto lo que este necesita.

En conclusión, Star Wars: Visions, es una buena serie, una mustra del potencial que sigue teniendo la franquicia y que nos da un pantallazo de otras cosas que podríamos llegar a ver si nuevamente se tiene la valentía de dejar a los autores experimentar. No es perfecta y puede mejorar mucho, pero sí que cumple de gran forma y te deja con ganas de más.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Maxi
Maxi
Reseño muy duro, como un esclavo, ya se me olvidó, bueno pagueme dinero. Parido en Gotham, educado en Howarts, alumno del doc Brown e Indiana. Fin del comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *