Reseña - Midsommar - Sr Geek

Reseña – Midsommar

¿Qué es y que deja de ser algo de “terror” dentro del mismo género de terror? ¿Alguno podría dar las características de un género tan amplio que a su vez sabemos que va mutando de autor en autor? Si bien se puede responder esta pregunta de manera sencilla, con enumerar muertes, sangre, monstruos, posesiones, oscuridad, fantasmas, sacrificios, cultos, ingredientes que tenemos en las películas de Ari Aster. Su, por ahora relativa, mínima filmografía (dos películas y siete cortos) hace temblar (o por lo menos dudar) hasta los más puristas en cuanto a este género. El cual últimamente nos ha dado un montón de copie y pegue más que de cuestiones creativas, o al menos arriesgadas.

En una Suecia rural dentro de la cual a su vez habita una comunidad muy peculiar, se festeja la llegada del verano. Para este festejo llegan 4 estudiantes norteamericanos, y pasarán los nueve días que lleva esta celebración descubriendo costumbres nuevas, exóticas. En el centro de la historia se encuentra una joven, Dani, que en el preámbulo de la historia entendemos que está en un momento crítico de su vida, y de su relación también. Esto será fundamental para entender todo lo que luego pasa en el viaje.

No haremos aquí un análisis pormenorizado de cuestiones de género de terror, sin embargo, me atreví a comenzar cuestionando, porque entiendo que será uno de los puntos en donde la mayoría del público, inclusive críticos, harán hincapié. Por empezar es una película de terror que en su 90 por ciento es de día, lo cual es poco común ya que siempre se asocia a este género con la oscuridad. De hecho, algo de lo más significativo es lo hermosamente construido que están los planos, la luminosidad en las escenas es pocas veces vista. Una película donde todo es hermoso, aunque nos cueste admitirlo en una película de terror.

“No hay giros inesperados en la historia: estás montado en un tren que se dirige hacia lo inevitable”

Ari Aster sobre Midsommar

Ari Aster además hace un paralelismo con Hereditary, ambas comienzan de la misma manera, como la presentación de la obra, en ambas las protagonistas lidian con pérdidas irreparables. Si bien en la mayoría de las películas de este género se “discute” sobre la muerte, el director evalúa dos hipótesis totalmente distintas sobre un mismo tema. No solo desde lo argumental, sino desde lo estético. Una peli más oscura, hablando no solo de la pérdida sino también de la carga familiar de ciertas cuestiones. La otra más luminosa, pero también en un contexto de muertes y pedida, no solo material de seres queridos, sino perdida de rumbo, de eje y también de una introspección que la protagonista de Hereditary no puede realizar, ya que se ve empujada por estas cargas familiares.

Es interesante esa búsqueda que hace Aster en ambas películas. Porque es pretensioso, pero sabe lo que está haciendo. Si bien en Midsommar toma más tiempo de llegar a lo que todos esperan que es ver sangre correr, tiene un por qué. Aster construye a sus personajes con paciencia, y además a sus relaciones también. Todo tiene un porque y ese sentido se lo da el final de la película. Ambas protagonistas además comparten un final similar en cuanto a una coronación, pero desde distintas perspectivas.

 

¿Existe un nuevo terror o un terror de autor? Quizás este sea un lugar de quiebre para el género y quizás trascienda hacia nuevos horizontes, ya sería hora de que se experimente desde tramas más agudas y pensadas a solo ver sangre o monstruos por el solo hecho de verlos. En los 70s y los 80s surgieron grandes directores y varios de ellos se apropiaron del género o al menos dieron sus primeros pasos o tuvieron nuevas miradas sobre el género. Quizás estamos en un momento interesante también sobre repensar ciertas estéticas para poder transformarlas.

Una película a la que, desde lo argumental, hasta lo técnico no tiene puntos flojos, si quizás algunas de las actuaciones que claramente no superarán a las actuaciones de Hereditary que están por demás excelentes. Después tanto lo cliché, como el diseño de producción todo tiene un sentido y eso hace que no sea algo flojo o deje algún cabo suelto. Sin sutilezas e incómoda una de las mejores películas del 2019.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *