RESEÑA - KAIFUKU JUTSUSHI NO YARINAOSHI - Sr Geek

RESEÑA – KAIFUKU JUTSUSHI NO YARINAOSHI

Hay muchos motivos por los cuales una persona puede acercarse a ver anime. La primera es porque investigo un poco y lo poco que vio le gusto. La otra, tal vez la más común, es que todo el mundo esté hablando de ese anime en particular. Pero también hay un lado menos luminoso y es por lo polémica que puede llegar a ser una serie. Este último es el caso del anime que vamos a analizar hoy. Mis compañeros de podcast me dijeron: “che Lauto, sabias que hay un anime que salió hace poco, muy jodido, que fue censurado en un par de países” y me mente solo pensaba una cosa: “TENES QUE VERLA”. Hoy vamos a responder a la pregunta: ¿” polémica” es igual que “buena”?

“Kaifuku Jutsushi no Yarinaoshi” o “Redo of Healer” es un anime estrenado en enero 2021 de 12 capítulos, basado en una novela ligera del mismo nombre escritas por Rui Tsukiyo e ilustradas por Shiokonbu, que más tarde se transformó en manga y finalmente en anime. Nos cuenta la historia de Keyaru, el héroe de la recuperación (básicamente un sanador), que a pesar de lo importante que puede parecer su título, es un chico que fue básicamente esclavizado y manipulado por la realeza de ese reino. Pero Keyaru solamente se estaba haciendo el boludo y esperando la oportunidad perfecta para poder liberarse de sus cadenas. En el momento preciso y gracias a su enorme poder, logra vencer al Rey Demonio y con el poder que obtuvo de este tiene la oportunidad de volver el tiempo atrás para rehacer su vida y poder vengarse de quienes hicieron su primera vida un infierno.

Lo que comienza como un anime de aventuras fantásticas, con toques de venganza, común y corriente, rápidamente se transforma en algo totalmente oscuro y enfermizo. ¿Vieron cómo hay muchos animes que están invadidos por la censura y evitan mostrar determinadas escenas? Bueno, acá esto no pasa. Salvo miembros (y hasta ahí) te van a mostrar todo lo que pasa, de la manera más retorcida que el autor (creo que es hombre) se le pueda ocurrir. En estos 12 capítulos nos podemos encontrar con violaciones, torturas físicas y psicológicas, violaciones, mucho sexo entre el protagonista y distintas mujeres de otras especies, canibalismo, violaciones y seguro me estoy olvidando de alguna perversión más.  Hago mucho hincapié en esto porque es el caballito de batalla de “Redo of Healer” y lo que la hace destacarse de otras series de fantasía. Todo es llevado al más oscuro extremo y hay que estar mentalmente preparado (o ser medio sádico) para sentarse a verla. Tranquilamente lo podríamos tomar como un hentai con historia.

Todo el resto es medio flojo, desde el desarrollo de los personajes, hasta el desarrollo de la trama. Se concentra tanto en mostrarte maneras ingeniosas de violar y humillar a un ser humano que no tuvo tiempo para pensar una historia original. Los personajes están divididos en: perturbados mentales y gente no tan perturbada, pero mucho menos sádica. Es algo muy peculiar lo que logra esta serie, porque no logra que generes empatía con casi ningún personaje. Tomemos al prota por ejemplo, si bien la construcción es correcta y deberíamos estar de su lado, por las cosas que hace logra sacarnos la poca empatía que pudo generar. Si nos vamos a lo técnico, la animación está bastante bien, los diseños son típicos, pero funcionan bien y la actuación de voz también esta bien.

Para resumir, ¿me gustó la serie? Es algo raro. Una vez un amigo clasifico un anime como “un tacho de basura prendido fuego” y creo que esta etiqueta le queda muy bien. Es demasiado para mi gusto, demasiado sádico, demasiado explicito, demasiado cruel, demasiado. Peeeero, no podés dejar de verlo. Tenes ganas de seguir y ver de qué retorcida manera se venga de su próxima víctima. Si vas a verla te recomiendo que la veas solo o sola y que prepares el estómago.   

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Lauto
Lauto
Amante de las series, películas y principalmente el anime. Fate Zero es lo más y nunca voy a ver One Piece. Loco, soñador y algún cliché más. Mi sueño es que me paguen por lo que hago gratis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *