Reseña - Final Space (Temporada 2) - Sr Geek

Reseña – Final Space (Temporada 2)

El año pasado pudimos ver la primera temporada del proyecto que Olan Rogers había empezado a mediados del 2010 en su canal de Youtube. Después de varios cambios y negociaciones, la serie vio la luz en el canal TBS pero llego a todo el mundo a través de la plataforma Netflix. En este caso, estoy hablando de Final Space, serie animada espacial que nos pone en los zapatos de Gary Goodspeed y su equipo, cuya relación y formación recuerda un poco a los guardianes de la galaxia. Esta serie llamó la atención debido a que pudo ponerse a la par de otras animaciones como Rick and Morty o Bojack Horseman por presentar una odisea espacial increíblemente vasta que posee un gran  cariño hacia sus personajes y un humor ridículo que está acompañado por una animación llamativa en cuanto a diseño de personajes y mundos.

La última vez que vimos a Gary (Olan Rogers) fue cuando estaba al borde de la muerte tras haber fallado en salvar a la Tierra de ser destruida. Varado en el espacio, lejos de sus amigos y con el corazón roto tras ver como el amor de su vida, Quinn (Tika Sumpter), sacrificaba su vida, parecía que ya no había salvación. Pero así no funcionan estas series, por lo que Gary es milagrosamente salvado y reunido con sus amigos para cumplir una misión que es decisiva para todo el universo y la realidad misma: deberán juntar las cinco llaves inter dimensionales para liberar al titán Bolo (Keith David) y viajar al Final Space.

Si la temporada anterior te había gustado por su humor, personajes y acción entonces te vas a alegrar de que esta segunda temporada no perdió su esencia. Aunque hay un par cuyo rol se basa en ser alivios cómicos, gran parte del elenco tiene una construcción sólida con historias que cumplen con las demandas dramáticas que toda serie necesita para una mejor inmersión. Hay varios capítulos que, aunque no siguen con el objetivo principal de la trama, se enfoca en ahondar más en los sentimientos y la psiquis de personajes como Pequeño Cato (Steven Yeun), Nightfall (Tika Sumpter) y, desde luego, el querido Gary. También tenemos nuevos personajes que se nos presentan con un trasfondo básico pero que tiene potencial para ser explotado en futuras temporadas.

Si la temporada anterior te había gustado por su humor, personajes y acción entonces te vas a alegrar de que esta segunda temporada no perdió su esencia.

La historia sigue siendo caótica (en el buen sentido) y reminiscente a esa época psicodélica de entre los ’70 y los ’80 que nos hace pasar por diversos viajes en el espacio, el tiempo y hasta otras dimensiones que recuerdan al estilo de H.P. Lovecraft, ya que esta serie no busca quedarse solo por el lado suave y humorístico sino que nos muestra las partes más oscuras, tenebrosas y confusas que el misterioso y vasto espacio tiene para ofrecer, junto con las míticas criaturas que lo habitan. Sin embargo, el punto en contra que le encuentro a esta temporada es que se vuelve repetitiva y busca desesperantemente impactar al espectador. La historia hace que los personajes den muchas idas y vueltas con problemas que son solucionados rápidamente pero su mayor pecado fue cerrar con un final forzado y predecible cuyo único sentido es dar un cierre tan dramático y emotivo como el de la temporada anterior.

En cuanto a la animación, no sabría decir si supera a la del año pasado pero efectivamente sigue cumpliendo con lo que propone. La tarea de contar una historia que se lleva a cabo en el espacio o en otras dimensiones no es sencilla y puede ser enfocada desde varios lados, pero lo que Final Space hace es una de las mejores opciones: dejar volar su imaginación. Más allá de que tienen una gran variedad en el diseño de personajes y escenarios, este flujo de ideas exageradas, confusas y fieles al “lore” de los viajes espaciales hacen que tanto la historia como su estilo de animación destaque de la mejor manera posible.

Resumiendo, la segunda temporada de Final Space cumple con lo esperado pero peca tal vez en dar demasiado de lo que ya habíamos visto. Aun así, es una travesía maratoneable y entretenida que abre las puertas a una aventura con tintes más épicos.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *