RESEÑA - EL REINO - Sr Geek

RESEÑA – EL REINO

Título original: El Reino

Año: 2021.

Duración: 45 min.

País: Argentina.

Dirección: Marcelo Piñeyro.

Guion: Marcelo Piñeyro y Claudia Piñeiro (Creador).

Música: Nicolás Cotton.

Fotografía: Christian Cottet.

Reparto: Diego Peretti, Chino Darín, Mercedes Morán, Nancy Dupláa, Joaquín Furriel, Peter Lanzani, Vera Spinetta, Nicolás García, Victoria Almeida, Alfonso Tort, Patricio Aramburu, Sofía Gala Castiglione, Santiago Korovsky,etc.

Productora: K&S Films.

Distribuidora: Netflix.

Género: Drama – Intriga – Policial – Política.

Hace unos días se estrenó en Netflix esta serie argentina que, guste o no, dio para hablar gracias a su elenco, con Diego Peretti, Mercedes Morán, el Chino Darín, Peter Lanzani, entre otros, por su trama pero, por sobre todas las cosas, debido a los temas que aborda. ¿Habrá valido la pena tanto barullo?

Emilio Vázquez Pena (Diego Peretti), es uno de los pastores más importantes e influyentes de Latinoamérica y, por ende, de la Argentina. Es por eso que fue buscado por un emergente partido político como candidato a vicepresidente. En el acto de cierre de campaña, su compañero de fórmula es asesinado, por lo que luego de este atroz evento le llega una oportunidad única: el pastor Vásquez Pena podría convertirse en el flamante presidente de la Nación, pero también deberá saber quién es el asesino y que lo motiva.

Sin lugar a dudas una de las cosas que más llama la atención de El Reino, es la enorme producción y el consecuente presupuesto invertido. Esto le permitió a la serie darnos no solo una estética y una calidad visual poco vista en producciones nacionales, que por lo general son más limitadas en este aspecto, sino que pudo trabajar la historia con locaciones reales, efectos prácticos de primer nivel y un diseño de arte en general sobresaliente y muy certero con lo que la historia necesitaba. Se nota claramente lo bien que se aprovechó cada uno de los recursos mostrados.

Por otro lado, y en parte relacionado con el párrafo anterior, se hace un gran uso de los símbolos cómo recurso narrativo y la construcción de personajes, tensión y la propia trama. Cada uno de los elementos que vemos en pantalla, desde props, hasta incluso las propias locaciones, están puestas y usadas de forma sutil para, por un lado, elaborar una semántica visual y, por otro, cuando muchos de estos elementos se recuperan con el correr de la temporada, todo cierre con una solidez bastante orgánica.

Algo no menor de la serie es su trabajo en cuestiones culturales, por decirlo de alguna manera, ya que se respetan y se muestran cosas muy de nuestra idiosincrasia, de nuestro día a día, además de formas de actuar de los organismos institucionales mostrados. Esto aporta realismo a la serie y le quita ese halo de universalidad que termina por volver mediocres algunas producciones locales dentro de la plataforma. También hay que reconocer que cuando se sale del circulo social donde se predomina la serie se lo hace forma bastante superficial, sin ahondar demasiado.

Aunque claramente El Reino hable y nos muestre a un sector social de nuestro país, la serie en realidad opera cómo un comentario social, sorpresivamente acertado, sobre los modus operandi de la política en general y de las instituciones. No se sugiere que todos obren de esa forma, pero sí que por su carácter de comentario es que uno puede trazar paralelismos con cualquier grupo social.

Quizás la principal falencia radique en su formato algo más tradicional. Acá la serie se construye a la trama y a los personajes con situaciones límite provocadas por personajes que rozan lo siniestro y con bastante diálogo explicativo. No es que esto no sea válido ni mucho menos, sino que por momentos en su ejecución abusan de ciertos componentes cómo los diálogos y flashbacks, que resultan largos y sobrexplicativos. Esto dilata mucho la acción y le quita ritmo, sobre todo en la primera mitad, además de provocar que ciertas situaciones se sientan algo exageradas en tono y forma, cosa que afecta un poco a la verosimilitud.

Por el lado de los personajes, hay que destacar que la serie busca marcarnos el tono gris, en el buen sentido, de los mismos. A diferencia de muchos productos similares en donde siempre se deja en claro quiénes son los buenos y los malos, de mejor o peor manera, vemos personajes ambiguos, más bien pragmáticos en relación a los eventos y las revelaciones que se van topando, cosa que los vuelve más creíbles. Parte de esto se debe a la performance del elenco que en general están muy bien, sobre todo Diego Peretti y Mercedes Morán, quienes mostraron una increíble química y dinámica juntos, además de Joaquín Furriel y el siempre sobresaliente Peter Lanzani. Este último hace que un factor un poco disonante con la serie funcione bastante bien. Cuando la vean me van a entender.

En conclusión, El Reino es una buena serie que con sus muchos altos y sus poco bajos nos entrega un producto que balancea muy bien el entretenimiento con un comentario social y político, con personajes entrañables. No te va a decepcionar.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Maxi
Maxi
Reseño muy duro, como un esclavo, ya se me olvidó, bueno pagueme dinero. Parido en Gotham, educado en Howarts, alumno del doc Brown e Indiana. Fin del comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *