RESEÑA - FINAL FANTASY VII: REMAKE - Sr Geek

RESEÑA – FINAL FANTASY VII: REMAKE

Título: Final Fantasy VII: Remake

Género: Acción/RPG

Fecha de lanzamiento: 10 de abril de 2020

Plataformas: PS4/PS5

Desarrollador: Square Enix

Distribuidor: Square Enix

Modo de juego: Un jugador

Ya seas nuevo en el mundo de los videojuegos, o te consideres un gamer de antaño, el nombre de Final Fantasy de seguro te suena. Y eso es porque FF fue, y es, una de las más longevas franquicias del mundo gaming. 

Ya sea porque lo recuerdes de sus primeras entragas, allá por la NES o hayas entrado a la saga por un título más contemporáneo como el XV. Con esta cantidad de entregas, es obvio que hay más de un favorito, pero, de entre los más nombrados a lo largo de los años fue el FF VII, que salió para la PS1, quién siempre estuvo en boca de todos.

Toda esta entrada es para empezar a hablar del renacimiento de un clásico, el Final Fantasy VII: Remake.

Esta nueva edición de la séptima entrega de la saga respeta la idea y la esencia de la obra original, pero crea, profundiza y desarrolla el lore en mayor medida. Se adapta al público moderno, trayendo nuevas mecánicas y modos de contar una historia, pero sin olvidarse de esas personas que jugaron al material original allá por 1997.

Partamos que de un principio ya sabemos que el juego va a llegar por capítulos, y si bien en cada uno de ellos se plantea un arco auto conclusivo, la historia general va a concluir en su última entrega.

En lo que respecta de la historia per se, el juego sorprende para bien. No solo que te hace revivir grandes e icónicos momentos que el gamer nostálgico aprecia, sino que le da un toque original ya que esta re-imaginación de la obra lo trae al presente y le da un toque más espectacular. Además, gracias al paso de los años y la innovación tecnológica, el juego se puede permitir abarcar más historias personales, desarrollar personajes que antaño parecían simplones y convertir al entorno como un personaje más de esta nueva aventura.

La aventura se sigue centrando en Cloud, un Ex-SOLDADO que se convierte en mercenario y es contratado por un grupo eco-activista llamado Avalanche, quienes quieren impedir que la mega corporación Shinra continúe destruyendo el planeta absorbiendo todo el Mako del mismo.

Visualmente no hay comparación con la obra original, cosa obvia ya que pasaron más de 24 años entre un título y su Remake. Pero, así y todo, el diseño base está respetado pulcramente. Es una obviedad decir que los detalles en este Remake son exquisitos y, si bien se modifican algunos trajes como el de Cloud, la idea original se sigue manteniendo.

El diseño de las ciudades es sublime, en esta ocasión si se puede apreciar el esplendor de cada una de las locaciones del juego, Midgar es una ciudad que merece ser explorada. Eso sí, el lugar donde los desarrolladores se sintieron más cómodos fue la “mercado muro”, ya que el nivel de diseño y de detalle que tiene supera con creses el resto del mundo.

 Sacando la espectacularidad visual en la cual nos empapa FF VII Remake, y poniéndonos un poco sobre la vereda técnica, el mundo que nos presentan es “abierto” pero completamente pasillero. No es que se pueda ir y venir por cualquier lado, sino que tenemos unos caminos bien marcados y, sobre ciertos puntos de la historia, alguno de ellos se encuentran bloqueados. Esto no necesariamente es algo malo, simplemente es una aclaración para que se entienda un poco más como nos manejamos por Midgar.

Lo que si hace impecablemente el juego, tanto a nivel visual como a nivel técnico, es el combate. No solo que se adaptaron a estos nuevos tiempos y cambiaron el estilo clásico del combate por turnos de su predecesor para convertirlo en un juego de acción, donde moverse, bloquear y atacar es algo más dinámico, sino que crearon, o mantuvieron, un apartado estratégico con la parte de las materias, habilidades e ítems que hace que el jugador de antaño también sea atraído. Esta mezcla, que en un principio parecía el punto más dudoso terminó siendo uno de los grandes aciertos por parte de Square Enix.

El juego se divide en un total de 18 capítulos (Aproximadamente unas 30hs), en los cuales nos dedicaremos a completar una gran cantidad de misiones principales para ir avanzando en la historia del juego, pero, además de estas, podremos realizar una seguidilla de misiones secundarias, mini-juegos y algún que otra búsqueda de objetivos. Y es acá donde aparece el primer ,y único, punto en contra que pude encontrarle al mismo y es sus secundarias.

Las que en un principio comienzan siendo divertidas e interesantes, al poco tiempo pierden su encanto y logran incluso a ser aburridas y repetitivas pasando la mitad del juego, ya que las volvemos a repetir, cambiando solo el nombre, en nuevas locaciones.

Para ir cerrando, que la parte auditiva de la obra, y la misma acompaña a la perfección en todo momento. Haciendo fluir la adrenalina en las batallas más épicas, pero también tranquilizando el ambiente en momentos necesarios.

Luego de haber concluido el juego, se desbloquea la selección de episodios y el nivel difícil (Opción que le hace honor a la palabra) para aquellos coleccionistas que necesiten volver a pasar por algún momento particular para conseguir aquellos que le falto para ese platino.

En resumidas cuentas, FINAL FANTASY VII: Remake es una gran apuesta que cumple con creces en todos los aspectos. Mezcla perfectamente la nostalgía para los antiguos jugadores y se adapta técnicamente para jugadores modernos.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Ezequiel
Ezequiel
Sin videojuegos y cerveza, Ezequiel pierde la cabeza. Amante de Star Wars, profesional en Fatality del Mortal Kombat, conocedor del nombre del viento, maestro del Saidin, poseedor de la espada de la verdad y un autoproclamado nephilim. Claramente, un Geek de sangre pura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *