LA MENTE TRAS EL ETERNAUTA - Sr Geek

LA MENTE TRAS EL ETERNAUTA

Es sabido que El Eternauta es una de las historietas más importantes de historia argentina, incluso me animaría a decir que también de América Latina. Este clásico del género de aventuras marcó un hito y logró convertirse en un producto de culto cuya influencia llega hasta nuestros días. Hoy 23 de julio se cumple un nuevo natalicio de Héctor Germán Oesterheld, creador de la obra.

¿Quién es Oesterheld?

Héctor Germán Oesterheld nació el 23 de julio de 1919, en Buenos Aires, hijo de un inmigrante alemán y madre con ascendencia española. Siempre tuvo vocación literaria y fue un gran lector (bilingüe), sobre todo de escritores como Herman Menville, Daniel Defoe, Joseph 

Conrad, entre otros, como así también distintas publicaciones de carácter científico. Estudió Geología en la Universidad de Buenos Aires (UBA) donde egresó como licenciado. Fue durante estos años donde tuvo sus primeros contactos editoriales trabajando como corrector de textos.  Posteriormente ejerció su título durante un corto periodo en YPF, explorando yacimientos en los más recónditos lugares de nuestro país. Pero su pasión literaria se impuso y su vida tomó otro rumbo.

Empezó a escribir distintos cuentos (siendo el primero “Trulia y Miltar”, para el suplemento literario del diario La Prensa, un 3 de enero de 1943), y artículos de divulgación científica, muchos de los cuales hoy en día pueden llegar a encontrarse. Fue en Editorial Abril donde conoció a Francisco Solano López, artista con el que colaboró para la historieta Uma Uma y Bull Rockett, esta última para Misterix. Posteriormente, cuando Oesterheld fundó la editorial Frontera en 1957, Solano López fue convocado por el guionista y juntos hicieron Joe Zonda, Rul de la Luna, Rolo el marciano adoptivo, algunos episodios de Ernie Pike, un puñado de El Cuaderno Rojo y su obra más reconocida: El Eternauta.

Fue así que Héctor Oesterheld se convirtió en uno de los historietistas más reconocidos de la Argentina y con proyección internacional. En 1969 gracias al contexto político, El Eternauta comenzó a ser leído en clave política debido al clima del momento, por lo que, gracias a la nueva popularidad, junto con otros factores, se decidió reversionar la obra con Alberto Breccia como artista, en esta oportunidad para la revista Gente. Sin embargo, las discrepancias ideológicas con la revista, el carácter experimental del arte y la resistencia del público, adelantaron su conclusión.

El Eternauta por H.G. Oesterheld y ALberto Breccia.

Posteriormente, en 1976 la historia de Juan Salvo volvió a editarse en la revista Skorpio cuyo éxito motivo una segunda con Solano López como dibujante, donde el escritor impregnó elementos de su militancia en la historia. Ya en la clandestinidad, un 21 de abril de 1977, fue secuestrado y desaparecido por la última dictadura militar, junto con sus cuatro hijas y tres de sus yernos.

¿Cuál es el sello Oesterheld?

Para aquellos que no tienen el placer de conocer la obra de este gran historietista, la mayoría de su trabajo se centra en la aventura, género algo olvidado, al menos dentro del ámbito nacional, pero que fue muy popular dentro de los años dorados de la historieta argentina, siendo él uno de sus más grandes exponentes.

¿Por qué fue tan importante su trabajo? Porque, a diferencia de las historias de aventuras que llegaban del cine norteamericano, los libros y cualquier ficción en general, sus relatos no eran de un protagonista heroico ni de del algún tipo de superhombres. Para Oesterheld todo siempre partía del tipo común, como cualquiera de nosotros y la aventura era ese elemento, evento o desafío que sacaba lo heroico del protagonista. Los héroes son hijos de la circunstancia y nunca lo son en solitario, siempre se es héroe en grupo. Juan Salvo y sus amigos, el Sargento Kirk junto con su grupo de marginados, etc.

Además, dicho protagonista estaba muy atado a lo cotidiano, por ejemplo, en Bull Roket, si bien veíamos a un piloto de pruebas con muchas habilidades (casi como MacGyver) y con mucho saber científico, este no dejaba de tener un perfil de “aficionado”, más terrenal o cotidiano. No un Reed Richards de los 4F con grandes laboratorios, o esos genios de cátedras universitarias. La ciencia en tanto técnica, el hacer. Otro ejemplo de esto podría ser Favalli en El Eternauta.

Por otro lado, también solía usar la figura del narrador, cosa que acercaba el relato al lector ya que implicaba que era una historia que le pasó a alguien. Incluso muchas veces éste era alguien que escuchaba las historias directamente del héroe, o estuvo con él en la aventura. Ejemplos de estos vemos en Bull Rocket, quien es acompañado por un periodista deportivo, el propio Ernie Pike un corresponsal de guerra contando sus vivencias o el guionista quien escuchaba a Juan Salvo, El Eternauta.

Juan Salvo, protagonista de El Eternauta le cuenta su historia al guionista.

En cuanto a la construcción del conflicto entre héroes y villanos, siempre intentó plantear situaciones y personajes que escaparan del maniqueísmo, de buenos muy buenos y malos muy malos. Por ejemplo, en Ernie Pike, siempre contó las pequeñas historias de la guerra, donde exhibió el sinsentido de la misma ya que en el fondo la guerra era el villano. En el Sargento Kirk, también evitó el cliché del conflicto entre los sacos azules vs pieles rojas, al poner a un desertor amigo de un indio.

Oesterheld fue pionero en localizar algunas de sus historias dentro de nuestro país. El ejemplo más claro es el Eternauta, donde localizó la invasión extraterrestre en capital Federal. Un intento fallido de esto, según ciertos rumores, los cuales no veo motivos para desconfiar de su veracidad, dicen que el Sargento Kirk originalmente iba a ser una versión del Martín Fierro, un soldado de frontera desertor en la Patagonia, y que fue la editorial quien le pidió que lo transformara en un soldado estadounidense. Era un concepto muy polémico para la época. Un dato que me hace pensar que esto es cierto, es la locación de las aventuras Kirk, Cañadón Perdido, la cual fue una localidad del departamento Escalante en la Provincia de Chubut. No se sabe a ciencia cierta si este mito es real, pero elijo creer que sí.

Con respecto al trato con los artistas, era un guionista bastante sintético, de Indicaciones muy breves pero precisas cosa que, según Solano López, le daba espacio a la creatividad del dibujante y no los hacía sentir prisioneros. También era un hombre muy abierto a las sugerencias, como contó Alberto Breccia (Mort Cinder, Vida del Che Guevara, Sherlock TIme, etc.)en algunas entrevistas, que solía reunirse con él para intercambiar impresiones sobre las obras.

Trabajos destacados:

En líneas generales la obra de este guionista de historietas es muy amplia y hay muchas cosas interesantes, pero acá les dejo las obras que desde mi punto de vista son imprescindibles, sin ningún orden intencional:

El Eternauta

Juan Salvo es un hombre de familia, quien es dueño de una pequeña fabrica de transformadores y tiene una vida idílica en la ciudad de Buenos Aires. Una noche mientras jugaba a las cartas con sus amigos, una misteriosa nieve fosforescente cubre a la ciudad dejando nada más que muerte a su paso. ¿Qué ocasiona este fenómeno? ¿Podrán Salvo y su grupo sobrevivir a esta tragedia?

Mort Cinder

Ezra Wisnton es propietario de una tienda de antigüedades en Londres. Sin sospecharlo, él está destinado a cruzar su camino con Mort Cinder, un hombre condenado la vida eterna, un ciclo infinito de muerte y resurrección. Es gracias a los distintos objetos de la tienda de Ezra, es que Mort recuerda pasajes de su vida en distintos momentos de la historia de humanidad, como ser combatiente del Propio Leónidas de Esparta en las Termópilas, la construcción de la Torre de Babel o las cruentas trincheras francesas de Ofensiva de Nivelle, durante la Primera Guerra Mundial.

Ernie Pike

Ernie Pike es un corresponsal de guerra. Él se mete de lleno a lo largo y ancho de todos los frentes de combate en busca de esas pequeñas grandes historias que nos muestran el verdadero rostro de la guerra.

Sargento Kirk

El sargento Kirk, es un soldado del ejercito de los Estados Unidos que sirvió en el Séptimo Regimiento de Caballería en la postguerra del Lejano Oeste, el cual siempre cargó con la culpa de haber participado en la “matanza del pueblo negro” contra la tribu Amerindia. Tiempo después, se le ordena hacer una nueva incursión contra el pueblo Comanche y él se niega, por lo que deserta y se establece en el Rancho del Cañadón Perdido. Allí, además de criar caballos, se convierte en un defensor de la igualdad de todos sin importar su origen.

 

Héctor Germán Oesterheld es uno de los autores que al menos tenés que leer una vez en la vida.

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Maxi
Maxi
Reseño muy duro, como un esclavo, ya se me olvidó, bueno pagueme dinero. Parido en Gotham, educado en Howarts, alumno del doc Brown e Indiana. Fin del comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *