RESEÑA - SWEET GIRL - Sr Geek

RESEÑA – SWEET GIRL

sweet girl netflix

Título original: Sweet Girl

Año: 2021

Duración: 96 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Brian Andrew Mendoza

Guion: Philip Eisner, Gregg Hurwitz, Will Staples

Música: Steven Price

Fotografía: Barry Ackroyd

Reparto:
Jason Momoa, Isabela Merced, Manuel García-Rulfo, Adria Arjona, Raza Jaffrey, Justin Bartha, Lex Scott Davis, Michael Raymond-James, Dominic Fumusa, Nelson Franklin, Reggie Lee, Brian Howe, Dale Pavinski.

Productora: ASAP Entertainment, Pride of Gypsies, On The Roam.

Distribuidora: Netflix

Género: Acción 

“Sweet Girl” es una de las nuevas apuestas de la plataforma de Netflix para su catálogo de “acción”. En este caso nuestro macho alfa protagonista y listo para pelearse contra todo el mundo será el famosísimo “Aquaman”, es decir Jason Momoa (gran apellido).

Ray Cooper (Jason Momoa), es un devoto hombre de familia que juró justicia contra la compañía farmacéutica responsable de retirar del mercado un medicamento que podría salvar vida de su esposa a manos del cáncer.

Cuando su búsqueda por la verdad conduce a un encuentro mortal que pone a Ray y a su hija Rachel (Isabel Merced) en peligro, la misión se convierte en una búsqueda de venganza para proteger a la única familia que le queda.

En esta ocasión, Momoa se enfrentará a una mega empresa de laboratorios farmacéuticos que estuvo vinculada en la muerte de su esposa. Aun así, no vale la pena perder mucho tiempo explicando sus motivaciones, lo importante son las piñas.

Esta apuesta por parte de la N roja, recuerda un poco a “Extraction” (2020), donde también decidieron invertir en la reconocida figura de Chris Hemsworth para una trama llena de tiros y patadas. Asimismo, ambos trabajos resultan las óperas primas de sus respectivos directores. En el caso de “Sweet Girl” tenemos el flamante debut de Brian Andrew Mendoza, quien anteriormente ejerció como productor y director de fotografía.

Ahora, ¿Qué tenemos para decir de esta historia de Jason Momoa y su pequeña hija interpretada por Isabela Merced? No demasiado. Desde su inicio la película se muestra lenta, con una introducción muy larga y demasiado sentimentalismo. Más allá de su trama totalmente cliché, el film nunca logra entretenernos.

Ojo, el problema no son sus actuaciones, que están bien en su mayoría. Si no que la historia se cae por su guion y dirección que no tienen pies ni cabeza.

A medida que pasan los años, nos damos cuenta de que no somos más que nuestras experiencias

Aunque uno no sea un paladín de lo verosímil, es cierto que nunca se explican de dónde salen las habilidades y recursos para que nuestro justiciero lleve a cabo su plan y pueda pelear contra sicarios armados como si nada.

La realidad es que la película peca de no desarrollar bien a sus intérpretes, sino que solo refuerza el drama familiar. No sabemos de que trabaja Ray, a qué se dedica su hija, ni nada similar. Lo que sí sabemos es que son una familia “trabajadora” humilde, lo cual resalta el mensaje contra el sistema médico de los Estados Unidos.

En este sentido, también es cierto que la trama “conspiranoica” contra las empresas farmacéuticas parece demasiado grande y elaborada para lo que el argumento de la película nos ofrece.

Por otro lado, intentando no caer en spoilers, una vez que conocemos el “giro” sorpresivo de la trama, todo el argumento pierde aún más la lógica. 

Hay que destacar que Jason Momoa tiene una capacidad evidente para las escenas de combate, pero la cámara no lo acompaña. Todos los momentos de acción tienen una coreografía mediocre y una cámara hiperquinética que acaba con el dinamismo. 

Como anticipé más arriba, la frutilla del postre es un giro totalmente injustificado y demente que solo dan ganas de romper todo. El mismo es la “gran revelación” que inicia el último acto del film. 

Aun así, después de este “plot twist”, tenemos lo más entretenido porque es cuando la historia pierde su seriedad del principio. 

Una vez que toda la solemnidad y el drama quedan olvidados y nos metemos de lleno en esta demencia, recién en ese punto, tenemos una buena cuota de acción, sangre, golpes y disparos; todo lo que queríamos ver. 

La verdad, es una lástima que estos buenos actores no hayan contado un guion verdadero para explotar sus habilidades. El género de acción no necesita ser “creíble”, sino que debe cumplir con un dinamismo que mantenga al espectador entretenido y atento. El caso de “Sweet Girl” es una oportunidad desaprovechada, solo una mescolanza heterogénea de ideas.  

“Sweet Girl” es una película de acción cliché, con malas escenas de acción y tres guionistas que mezclaron ideas al aire sin un hilo conductor. No sé qué decir, para una tarde aburrimiento va bien de fondo.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Lucas
Lucas
Transgresor módico, reventado culposo y me la banco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *