RESEÑA – THX 1138 – Sr Geek

RESEÑA – THX 1138

A veces menos es más y pocas películas pueden demostrarlo el día de hoy, mucho menos en la ciencia ficción. Pareciera que hoy se trata de una pulseada constante para ver quien logra los mejores efectos visuales, el mejor CGI, las criaturas más delirantes pero a la vez organicas. Directamente se construyen no solo mundos sino leyes naturales, ecosistemas, razas y planetas enteros para que el folclore de una película o saga sea lo más resplandeciente posible. Hace falta abrir el libro en la ultima trilogía de Star Wars para darnos cuenta que por más que estos factores sean impecables, habrá algo que el CGI y la pantalla verde jamás podrá tapar: Las buenas ideas, la buena dirección y, por sobre todo, el talento.

THX 1138 es una película que quizás no muchos conozcan pero se trata nada más ni nada menos que la versión largometraje de uno de os primeros cortometrajes de George Lukas. Algunos años antes de Star Wars, Lucas escribió y dirigió esta joya del cine de ciencia ficción producida por Francis Ford Coppola y basta con verla que esta fue la obra bisagra para que Lukas, se convirtiera en Lukas.

 

Es un futuro avanzado en tecnología. Resultado de la mezcla de “1984”, Un “Mundo Feliz” y “La Maquina se Detiene”. La película retrata una sociedad subterránea donde las personas son tratadas como componentes de una gran computadora y para llevar adelante su existencia se someten a drogas diarias (referencia al Soma de “Un Mundo Feliz”). Las personas que aquí viven son nombradas como si productos se trataran con un número y una serie de letras. La economía es tan importante hasta tal punto que las personas son despojadas de su humanidad hasta comportarse y pensar similar a la maquinas que ellos mismos manejan, mientras otras maquinas los observan. Incluso la religión fue computarizada. Es cuando nuestro protagonista, THX 1138, comete el inmoral crimen de amar a su compañera de habitación y debido a no consumir las drogas debidas, falla en su trabajo y es encarcelado.

Podría hablar de cómo esta película es un reflejo de nuestra sociedad actual y de cómo deberíamos recapacitar para no convertirnos en hombres máquina, pero prefiero darle ese crédito a las obras literarias ya mencionadas antes. Lo que sí puedo decir de THX 1138 es que se belleza yace en su minimalismo y su simpleza. En pocas partes vemos efectos especiales y grandes maquinas fantásticas. La mayoría del tiempo vemos una sociedad de gente calva con enteros blancos yendo de un lugar a otro y cumpliendo funciones individuales, pero créanme que es una de las mejores historias de ciencia ficción que hay. Incluso si lo vemos con ojos de esta época sigue siendo una historia entretenida, bien actuada, bien filmada, bien dirigida. No hay nada aparatoso en ella, valga la redundancia.

En resumen: Si quieren ver los primeros pasos de Lukas, algo minimalista, con buenos giros de guión y actuación, cuyas falencias son solo por impedimentos visuales de la época; vean THX 1138.

SCORE:

A favor

  • Muy entretenida.
  • Primeros pasos de George Lukas.
  • Una de las mejores películas de Ciencia Ficción.

EN CONTRA

  • Pequeños saltos en cuanto a los efectos visuales.
¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *