RESEÑA – THE LAST DANCE – Sr Geek

RESEÑA – THE LAST DANCE

Hay muy pocos deportistas que trascienden las barreras de la propia disciplina como también por fuera del deporte en general, aquellos que su fama hace que los reconozcas sin la necesidad de que seas un fan. Son realmente pocos, y siendo algo injusto con muchos otros quizás solo apliquen en este selecto grupo Maradona, Messi, Muhammad Ali, Roger Federer y el hombre del que hoy hablaremos: Michael Jordan. Netflix en asociación con ESPN nos trae The Last Dance, El último baile, un documental sobre el astro del básquet y su mítico Chicago Bulls.

Esta docuserie parte desde el conflictiva última temporada del entrenador Phil Jackson en Chicago (1997-1998), donde los problemas internos entre los jugadores y la dirigencia estaban a la orden del día en plena reorganización un equipo en clara crisis deportiva e institucional.

“Los jugadores y entrenadores no ganan campeonatos; las organizaciones ganan campeonatos” Jerry Krause, General Manager de los Chicago Bulls y “villano” de la docuserie.

Sin lugar a dudas estamos ante uno de los mejores documentales de los últimos tiempos, donde vemos claramente la capacidad del deporte y, en ese caso de los Bulls y la NBA, de armarse un producto de excelencia deportiva y de entretenimiento al nivel del mismísimo Hollywood. Me explico: Entre finales de los ochentas y durante todos los noventas, surgió y consolidó un fenómeno que se desprendía del deporte, una suerte de farandulización del mismo. Ahora los equipos son mucho más que entes deportivos y sus jugadores adquieren un rol fuera del campo mucho más activo y atractivo como producto, de una forma solo antes vista para actores y rockstars. The Last Dance es en parte una muestra testimonial del establecimiento del deporte en tanto show business.

Gracias a un archivo inédito de aquella última temporada, somos testigos de hallazgos y detalles de la intimidad del equipo realmente únicos. Esto, sumando a una mirada en retrospectiva de la cotidianeidad es donde la serie extrae su principal atractivo: drama, intriga, comedia, amores y egoísmos, el camino del héroe, etc. No debe pensarse esto en clave de reality, sino que aprovecha el relato de los protagonistas y el archivo para explorar estas pequeñas grandes historias que entretejieron los Bulls de Jordan, el contexto del equipo, la ciudad y la propia franquicia.

El otro gran atractivo que tiene el documental es la estructura de clara oposición entre el héroe (o los héroes con Jordan y compañía) y el villano Jerry Krause, General Manager de los Bulls entre 1985 y 2003. El documental contrasta acertadamente al deportista avocado y con deseos de autosuperación constante como lo fue Michael, contra la personalidad utilitaria y calculadora Jerry, planteando a su vez, una vieja polémica en el mundo del deporte profesional: Si los grandes campeones son simplemente obra de los deportistas o si son las dirigencias las que gestaron a dichos equipos.

Comprendo que es una cuestión más que nada narrativa, pero esta forma de poner a Jerry Krause cómo “el malo de la película” se aleja un poco a la realidad, ya que no existen villanos per se en estas situaciones. Si bien creo que muchas acciones de Jerry están lejos de ser las más “éticas” o “justas”, solo es una persona persiguiendo sus intereses, al igual que Jordan, Pippen, Rodman y Jackson.

En conclusión, The Last Dance, nos muestra de una forma realmente entretenida y apasionante, los pormenores y la periferia de un gran deportista, serio, disciplinado y extremadamente avocado su tarea, cómo logró romper con su propio techo y cumplir todo aquello para lo que se siente destinado.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Maxi
Maxi
Reseño muy duro, como un esclavo, ya se me olvidó, bueno pagueme dinero. Parido en Gotham, educado en Howarts, alumno del doc Brown e Indiana. Fin del comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *