Reseña – Los muchachos de antes no usaban arsénico – Sr Geek

Reseña – Los muchachos de antes no usaban arsénico

Título original:
Los muchachos de antes no usaban arsénico
Año: 1976
Duración: 110 min.
País: Argentina 
Dirección: José A. Martínez Suárez
Guion: Augusto Giustozzi, José A. Martínez Suárez
Música: Tito Ribero
Fotografía: Miguel Rodríguez
Reparto:
Arturo García Buhr, Narciso Ibáñez Menta, Mario Soffici, Mecha Ortiz, Bárbara Mujica
Productora: Cinematográfica Victoria
Género: Comedia. Intriga | Comedia negra

Tres amigos ya ancianos están decididos a mantener su relación y su modo de vida frente a la pretensión de la mujer de uno de ellos de vender la finca donde viven todos juntos. 

“Los muchachos de antes no usaban arsénico”, nombre llamativo y, a la vez, atrapante si los hay.

Este film pertenece al mítico José A. Martínez Suárez. Quizás muchos de mi generación, entre los que me incluyo, no conozcamos la carrera cinematográfica del hermano de Mirtha Legrand. Y ésta representa una obra notable para introducirse en su universo y conocer un poco más de los clásicos nacionales olvidados en la historia. 

Ancianos inofensivos… o despiadados asesinos?

Con este hermoso mensaje se promociona la película. Quizás, muchos tenga prejuicios de aventurarse al cine clásico, por los modismos al habla de la época, porque creen que lo viejo es “aburrido” o simplemente por desconocimiento.

En este caso, “Los muchachos…” es una obra totalmente estable. Más allá de algún que otro término que haya quedado en desuso; la trama, los personajes y todo se mantiene perfectamente en el tiempo. 

Los diálogos de los tres “ancianos” no tienen ningún tipo de desperdicio. La actuación de los tres grandes: Sofici, Buhr e Ibañez Menta, regalan una obra memorable. 

Para hacer una comparación rápida con un producto popular actual, podríamos vincular a “Los muchachos de antes…” con la multipremiada “Parasite” de Joon-ho.

Una actriz retirada vive con su marido, su exmédico y su exadministrador en una casona alejada. Los tres hombres -muy unidos entre sí- se oponen a la actriz cuando ésta quiere vender la casa y una joven llega para tratar de convencerlos

En esta historia tenemos, en vez de una lucha entre clases sociales como el film coreano, una entre franjas etarias.

Jóvenes contra viejos.

Con la particularidad de sacar a los mayores de ese lugar típico de “sabios” o “inofensivos” y posicionándolos en un lugar de villanos. 

Más allá de la “lucha” como motor narrativo, otra comparación que podemos hacer entre las dos películas reside en el tono. 

Ambas comparten ese estilo narrativo y argumentativo de humor incómodo, la popularmente denominada “comedia negra” , donde el espectador no entiende si debe reírse, asustarse o sentir quizás. 

El nivel de cinismo que maneja esta película es algo impresionante. Para los amantes de la ironía, amaran la desfachatez, la hipocresía, la maldad con que estos tres “viejitos” se manejan. 

Inclusive, estrenándose posteriormente al golpe del 76, Suárez y Giustozzi nos regalan algunos chistes y menciones directas al período que vivía la argentina que es increíble pensar que pasó todos los niveles de censura del momento. 

El suplemento Radar de Página/12 consideró en 2006:3

«Estrenada a pocos días del golpe (el 22 de abril), el aislamiento, el encierro y la muerte conforman las notas dominantes y tristemente proféticas de esta extraordinaria comedia de humor negro que se cuenta, indudablemente, entre las pocas obras maestras del cine argentino.»

“Los muchachos” es una película “chica”. Con un equipo reducido de locaciones, una y media les diría, y un elenco de solo 5 personaje; Martínez Suárez demostró todo su potencial a la hora de escribir y dirigir. 

Desde la fotografía totalmente bella y “lúdica”, las actuaciones pintores y risueña de los viejos, se logra un claro contraste de la oscuridad que la historia transmite; la película no hace más que deslumbrarnos desde que comienza. 

Martínez Suárez ubica a los personajes en cuadro para transmitirnos esa sensación de encierro e incomodidad. Todo el tiempo hay un peligro latente, una idea fija en la mente maquiavélica de los tres ancianos que se escudan en su “infantil” inocencia. 

 

La trama juega con un humor muy ocurrente y mezclado con mucho cinismo. Entre referencias al nefasto período histórico en que fue estrenada, con mucha sutileza, toda la historia se desarrolla en un ambiente que uno no sabe si reír o asustarse.

Juro que mi sorpresa ante esta gigantesca película fue descomunal. No podemos permitirnos perder estas joyas de nuestro patrimonio histórico nacional. Tenemos que revisitar constantemente el cine argentino y aprender.

 

Recomiendo fuertemente esta película y está en Youtube. No tiene excusas.

De un geek a otro. 

SCORE:

A favor

  • Los diálogos.
  • La actuación de los tres ancianos.
  • Fotografía, puesta en cuadro, escenografía.
  • Todo lo demás.

EN CONTRA

  • Que no la recordemos más seguido.
¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *