Reseña – Legacy of Kain: Soul Reaver – Sr Geek

Reseña – Legacy of Kain: Soul Reaver

(Atención: la reseña contiene spoilers sobre el final de Legacy of Kain: Blood Omen)

Kain, al ser el guardián del pilar del balance y el último sobreviviente del círculo de los 9, se autoproclama como monarca de Nosgoth y comienza la conquista vampírica junto a sus descendientes no muertos, quienes se han repartido el imperio en parcelas que gobiernan. El oscuro reinado de Kain cumple mil años y los vampiros ya son la raza dominante del mundo gracias a los lugartenientes quienes poco a poco, junto a Kain, dejan sus formas humanas atrás para evolucionar más allá de lo que el tiempo le permite a un humano normal. El descendiente favorito de Kain, Raziel tuvo el atrevimiento de atravesar una fase de evolución antes que su maestro obteniendo alas y por esto es castigado con la muerte. Raziel es arrojado por sus hermanos al abismo del lago de los muertos, y al ser el agua una debilidad mortal para los vampiros, su cuerpo es despedazado. Sin embargo un antiguo dios rescata el alma de Raziel, explicándole que al haber más vampiros que humanos en la tierra sus almas nunca

mueren y el balance del mundo está descompensado. Es la tarea de Raziel acabar con Kain para devolver el balance a Nosgoth, vengarse de él y de sus hermanos y descubrir oscuros secretos del pasado en las ruinas del corrupto reinado que Kain provocó al negar su sacrificio para renovar el círculo de los 9.

Quiero decirles que este es el mejor título de PlayStation 1 que van a encontrar. Si son nostálgicos, aman los puzles, la acción, los mundos abiertos y las buenas historias, entonces Legacy of Kain: Soul Reaver es para ustedes. Un juego que veintidós años después de su lanzamiento sigue teniendo mi amor y respeto; unos gráficos que si bien hoy hay mejores, son excelentes para ser de ps1; la mejor jugabilidad que hay para esta consola y como si fuera poco: un mundo enorme para explorar.

Soul Reaver hace ver a Blood Omen como un mero prologo para el verdadero inicio de la saga de Legacy of Kain. Introduciéndonos en el renacimiento vampírico, con su clima y su arte tan identificable. Es un juego que hasta tiene su propia corriente artística y mitología vampírica, y eso es justamente lo que más me gusta del título. Es una historia atrapante, original y bien pensada.

Otro punto a destacar es la banda sonora en su totalidad. Desde la música que estoy seguro se va a quedar en tu mente por siempre, hasta cada efecto de sonido, está perfectamente ubicado en el juego para construir los distintos ambientes en los que nos podemos encontrar.

Atención gamers hardcore: El juego es bastante difícil y bastante largo y están todos invitados a probar este digno adversario. No solo es difícil por las peleas (que ya de por si son un desafío ya que peleamos contra vampiros) sino también por los complejos puzles que ni te imaginas que se podían hacer en un juego de ps1 y para colmo el mapa es tan grande que cada misión que debemos cumplir es el comienzo de un largo viaje hacia lo desconocido mientras exploramos más y más de Nosgoth.

Otra cosa que amo es el trabajo que se le dio al diseño de los personajes en general: La transformación de Kain entre Blood Omen y Soul Reaver, los enemigos y jefes, el protagonista, todo se merece un diez.

Si algo malo tiene este juego es que sus creadores tenían tantas ideas y tantos planes que no alcanzó el almacenamiento para ponerlo todo y tuvieron que quitar muchísimo. Así que jamás vamos a saber lo que este juego iba a ser en realidad… y aun así tiene cinco honguitos.

SCORE:

A favor

  • La historia.
  • La música.
  • El diseño de todos los personajes.

EN CONTRA

  • Se quitó mucho del juego por falta de espacio.
¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *