Reseña – El Hoyo – Sr Geek

Reseña – El Hoyo

Escribo esta reseña como si fuera parte de mi bitácora durante la cuarentena global que se implementó para evitar la propagación del coronavirus. Hasta ahora, el encierro no me viene molestando. Exceptuando las veces que voy a la facultad o que voy a ver a mis amigos o novia, siempre preferí quedarme en la comodidad de mi casa porque encuentro muchas más cosas para hacer. Miles de comics, películas, series, mangas, libros y animes se encuentran fácilmente a mi disposición gracias a la era en la que vivimos. Básicamente, se podría decir que me vine preparando para algo así. Ya me familiaricé con las cuatro paredes de mi cuarto y, como ejercicio para mantener mi cordura, lo reorganicé para motivarme y ponerme al día con varios de los productos que mencioné anteriormente. Sin embargo, no esperaba en convertirme en mi propio enemigo. Se apoderó de mí una fiaca caprichosa que me dio a entender que no tenía nada para ver ni para leer, lo cual es ridículo. No sé cómo explicarlo pero era como si todas las cosas que me llamaban la atención hubieran perdido su brillo y, al final, solo quedaba una silueta mía en la oscuridad que scrolleaba por diversas páginas en busca de entretenimiento (y eso que solo pasó una semana de aislamiento). Por suerte, el viernes 20, Netflix me recordó que sacó la película El Hoyo (2019), la cual había salido el año pasado pero todavía no había encontrado forma de llegar acá. Además, su estética de ciencia ficción y trama de encierro me pareció bastante indicada para la situación en la que estamos.

Goreng (Iván Massagé) es un tipo que despierta en “el hoyo”, un lugar con una gran cantidad de niveles horizontales que tienen un agujero en el medio por el cual baja una plataforma con las comidas más exquisitas. El problema es que, a medida que baja la plataforma, la comida se va agotando y la supervivencia es algo que solo es posible para los que viven en los niveles superiores. De esta manera, Goreng intentará arreglárselas en este ambiente tan hostil.

Si viste otras obras como The Cube (1997) o Snowpiercer (2013), seguro esta te tendría que llamar la atención. Las tres poseen una historia y estética similar, poniéndote en un contexto futurista que remarca lo peor del ser humano cuando se lo aísla socialmente con recursos muy limitados. Además, también comparten una obvia crítica social que trata de reflejar la diferencia de clases lo más grafico posible. El Hoyo nos pone en esta no tan extraña situación donde “los de arriba” hacen de las suyas y miran con desdén a “los de abajo”, los cuales hacen lo mismo con quienes les siguen a pesar de estar todos en una situación tan precaria y claustrofóbica. Básicamente es una forma más rápida y entretenida de entender los conceptos básicos de Marx y Engels, siendo estos el sistema horizontal capitalista, la alienación y el consumismo (aunque ese es más un concepto de Bauman).

Si viste otras obras como The Cube (1997) o Snowpiercer (2013), seguro esta te tendría que llamar la atención.

Pero claro, la película no busca darte una clase de sociología así sin más, sería un embole. A lo largo de la película, veremos otros personajes con pequeñas historias que harán que, tanto el protagonista como la trama, se vayan transformando en algo más violento y crudo. La sangre no escasea en El Hoyo y tampoco busca guardarse ningún cuerpo desmembrado para impactarte un rato y probarte exageradamente el gran problema por el que pasa la sociedad.

Sin embargo, por más entretenida que sea al principio, no pude evitar sentir que, a medida que la historia estaba por llegar a su momento culmine, esta bajaba cual plataforma de comida. El momento del desenlace se siente algo apresurado con personajes que no llegamos a comprender del todo, aunque se nos den un par de flashbacks que aportan poco y nada a su desarrollo o al objetivo de la historia. Además, para ser una película que busca explotar su violencia, se queda bastante corta en sus confrontaciones y hace que todo se sienta muy anticlimático. Para cuando llega al final, aunque deja un mensaje interesante, este se siente sacado de la nada y forzado, como tirando al cliché. No digo que esperaba un gran conflicto porque, principalmente, se trata de mostrar una pelea contra el sistema, algo que se materializa en esta película y no es que tenga un gran hombre malo detrás, pero sí esperaba algún giro que hiciera destacar más a la historia más allá de su ambientación y premisa. Para ser una obra tan poco sutil, esperaba un mensaje más fuerte.

En resumen, El Hoyo (2019) es una película que vale la pena ver, en especial en estos momentos de encierro. Tiene una interesante puesta en escena, suspenso, algo de humor y un poco de horror. Obviamente también tiene una interesante pero tosca forma de expresar una crítica social que, aunque entretenga y sea el punto principal, le cuesta llegar a crear un buen impacto.

SCORE:

A favor

  • La historia.
  • La ambientación.
  • Su crítica social, por tan poco sutil que sea.

EN CONTRA

  • Cuando se acerca al final, la historia flaquea y le quita fuerza a su mensaje.
¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *