RESEÑA – COLOR OUT OF SPACE – Sr Geek

RESEÑA – COLOR OUT OF SPACE

Cada vez que una película (sobre todo de terror) se vuelve en un culto, o en un estándar, automáticamente viene muchos tráilers que dicen: “de los productores de “, “del sonidista de”, “de la mente de los creadores de …” y así hasta el hartazgo. Honestamente no sé si es la mejor estrategia de marketing hoy en día. Ya hemos tenido mucho de eso con quizás el icónico James Wan y toda su sarta de películas clonadas. Pero como suele suceder también, a medida que avanzan en ese proceso de clonación la esencia, el ritmo, su color se va desvaneciendo. Así que con este tremendo prejuicio me sumergí en Color Out of Space.

En una granja alejada de todo y en el medio de un bosque frondoso, reside una familia que por problemas personales han decidido vivir lejos de la ciudad. Una noche, cuando todo parece de lo más tranquilo cae un color en la entrada de la casa cerca del pozo de agua. Un color extraño entre magentas y violáceos. Este evento desatará una serie de situaciones muy poco claras. Que se mezclaran como sueños y pesadillas. Pero claramente siendo cada vez más intensos.

La película se basa en el cuento de HP Lovecraft, siendo uno de los primeros cuentos que leí del autor hace mucho tiempo, debo decir que generó un aire a lo que recordaba sobre el mismo. Si bien no es una obra que sea tal cual, debo valorar que pocas películas o series pueden llevar de buen modo el “estilo Lovecraft” y salir bien paradas. SI, tiene algunos guiños de más a su obra, que quizás pasan desapercibidos o son demasiado clichés. Pero en defensa la mayoría del tiempo juega bastante con el miedo mismo, algo que el reconocido autor de obras literarias ha sabido impregnar en sus hojas.

Sin ánimos de contar spoilers, pero dejando entrever algunas situaciones, me gustaría rescatar momentos de la peli. Por un lado, a esta familia, se le suma la presencia de un joven que recorre la zona analizando el flujo del agua, en vías de poner una represa, haciendo estudios y demás. Si bien es un personaje que llega para poner un poco de contrapeso a toda la locura que ocurre en la granja, se ve por momentos bastante desdibujado. Y no tiene que ver tanto con su interpretación, sino más bien con el desarrollo de la película. Lo que nos lleva al medio de la peli, si bien se hace un poco repetitivo y por momentos se nota que no se sabe por dónde va, y no de manera intencional, acá es donde más se descarrila. Puede que sobren unos 15 minutos de películas, y su edición no sea perfecta. Pero mantiene siempre el clima de incertidumbre.

Por otro lado, al poner el famoso “de los productores de Mandy” crea una atmosfera que no está buena. Primero porque no tiene nada que ver con Mandy, excepto sus colores y que Nicolas Cage es su protagonista. Fuera de eso sus ritmos y su espíritu son totalmente distintos. Mientras que Mandy era un mal viaje en acido, Color es más terrenal en ciertos sentidos y sus personajes son presos de esta pesadilla. En Mandy los personajes son dueños de sus decisiones en mayor medida.

El que mejor sale parado de esta situación es Nic Cage, que siempre sabe que tono y matiz darles a sus personajes. Si bien hay momentos de locura, estos no son de la misma intensidad que en otros trabajos anteriores del actor. Casi diría que, hasta contenido, ¡como si fuera un padre de familia de clase media estadounidense… Ja!, se dan cuenta, es el tono perfecto. El resto del elenco va variando en esa lógica, por momentos bien, pero por otros bastante mal.

La peli es desconcertante por momentos, y está más cerca si hay que comparar de películas como Aniquilación, o The Void quizás, pero se basa también en clásicos de Cronemberg y ese sci fi terrorífico que apreciamos tanto de los 80s. Por suerte cada vez más en este tipo de películas del indie terror se pone en escena efectos especiales físicos y con materiales (como prótesis y maquillaje) que desde que esta el CGI parece haber quedado en el olvido. Personalmente no creo que el CGI los reemplace jamás. Es mejor cuando ambas tecnologías se fusionan y crean algo distinto a lo que ya estamos cansado de ver tanta pantalla verde.

Así que ya saben, empiecen a sacarse los prejuicios (excepto cuando sea algo de James Wan). Disfruten de una buena adaptación de un clásico de la literatura de ficción/terror, que genera todo lo que una peli de este tipo debería, terror, tensión, delirio, shock y un poco más. Quizás también de una de las mejores escenas de jump scares de mucho tiempo, (escena con el investigador). Una película que no es perfecta, pero casi.

SCORE:

A favor

  • Buena adaptación de HP Lovecraft.
  • Momentos icónicos entregados por Nicolas Cage.
  • Tensión, shock, sobreactuación, locura.

EN CONTRA

  • Sobran algunos minutos, sobre todo en el medio de la peli.
¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *