RESEÑA – THE BOYS (TEMPORADA 2) – Sr Geek

RESEÑA – THE BOYS (TEMPORADA 2)

El año pasado Amazon Prime Video creó una buena impresión tras emitir de manera exclusiva la primera temporada de The Boys, serie que cautivó tanto a nuevas audiencias como a los fanáticos de la obra de Garth Ennis y Darick Robertson. El hecho de continuar con la cínica crítica súper heroica que propone la obra original y ampliarla con el contexto empresarial actual que toma de ejemplo a Disney, logró que la serie tomara una forma única que cautivó enormemente a la audiencia. Si a esto le sumamos su humor negro, ultra violencia y cast, tranquilamente se podría denominar como la serie favorita de muchos. Si quieren saber más sobre mi veredicto acerca de la primera temporada, pueden ir acá.

Debido a los sucesos de la temporada anterior, el grupo de Hughie (Jack Quaid), Mother’s Milk (Laz Alonso), Frenchie (Tomer Capon) y Kimiko (Karen Fukuhara) se convirtió en uno buscado por el gobierno y ahora deben esconderse en la clandestinidad hasta saber cuál será su próximo paso. En cuanto a su líder, Billy Butcher (Karl Urban), este se encuentra frenético luego de enterarse de que su esposa Becca (Shantel VanSanten) aún estaba con vida y criando al hijo de Homelander (Antony Starr). Por lo tanto, el plan ya no solo consiste en hacerse cargo de The Seven o cualquier otro súper héroe, sino acabar con la empresa Vought para siempre.

A pesar de que The Boys fue severamente boicoteada por sus propios fans tras enterarse de que los episodios saldrían semanalmente (siempre hay algo por lo que quejarse), la serie no bajó la calidad en lo más mínimo. Mantiene su crítica directa a la industria del entretenimiento con un humor negro y violento que no parece gastarse. Aunque tal vez la acción no es algo que se encuentra en todos sus episodios, se las arregla para intrigarte con sus bizarros personajes y su nuevo enfoque: la situación política estadounidense actual. Esto se debe tanto al plan de “los muchachos” de destruir Vought con difamaciones y juicios que llevan a la serie por el camino del thriller político, como a la incorporación de Stormfront (Aya Cash), una súper heroína con una manera particular de manipular a las masas y con una agenda política bastante peligrosa.

A través de Stormfront se busca mostrar una forma retorcida del sueño americano, donde la igualdad, la democracia y la libertad ya no se definen como uno lo pensaría. A cambio se muestra como se transmiten mensajes de miedo y odio a través de diversos medios y como estos terminan repercutiendo en la gente, más allá de que estos mensajes parezcan inofensivos por sus formatos. “La gente ama lo que tengo que decir, creen en ello. Solo no les gusta la palabra ‘Nazi’”, es la frase que básicamente define a Stormfront y su rol en esta temporada.

Hablando justamente del retorcido sueño americano, ¿Por qué no hablamos también del mejor personaje de la serie? Homelander viste la bandera de los Estados Unidos y es una representación literal del mensaje que la serie busca dar. En la superficie es el hombre ideal, apuesto, valiente, fuerte y bondadoso. Reemplaza a la imagen de Superman y es un icono de esperanza para todo el mundo. Sin embargo, nosotros la audiencia ya sabemos que en el fondo hay algo mucha más perturbador. Antony Starr cada vez se destaca más en interpretar a este personaje inestable y frágil que debe cargar con la presión de ser un “hombre de acero”. Homelander se resume como un niño perturbado en el cuerpo de un hombre que lo tiene todo para conquistar al mundo, pero está más ocupado haciendo berrinches o lamentando su falta de amor, el cual no distingue entre maternal, sexual o de amistad. Es un hombre que necesita atención y comprensión, pero es muy autodestructivo y sádico como para mantenerlo y tampoco hay que olvidar que, más allá de que de lastima, es un psicópata que también le gusta que lo veneren. Debido a esto, hace una gran dupla con Stormfront porque es la viva imagen del ideal que ella quiere transmitir.

El resto de personajes también tienen su tiempo de desarrollo. En este caso, conocemos más del pasado de Butcher, Frenchie y Kimiko, lo cual nos otorga grandes momentos en la serie y una construcción más orgánica de su relación. El grupo sigue manteniendo una gran química y realmente te dan ganas de ver más de ellos en acción. También se quiso dar más desarrollo a The Seven con el camino de autodescubrimiento y superación de The Deep (Chace Crawford), la caída de A-Train (Jessie T. Usher) y el nuevo romance de Queen Maeve (Dominique McElligott). Más allá de que estos son entretenidos y continúan con la crítica hacia la cultura de las celebridades, se sienten como líneas argumentales que no cierran del todo con los eventos de la serie o directamente no están lo suficientemente desarrollados como para ser relevantes. Parecen segmentos de series distintas. Efectivos, pero fuera de contexto.

Resumiendo, la segunda temporada de The Boys no decepciona y logra que valga la pena pagar la suscripción a Amazon.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *