RESEÑA – SOUND OF METAL – Sr Geek

RESEÑA – SOUND OF METAL

Para algunos, la vida puede ser una mierda. No importa que hagas o en que creas, parecería que algo siempre está dispuesto a ponerte un obstáculo para que tu día a día sea más difícil. Dichos obstáculos son impredecibles y los impactos que generan en nuestra cotidianeidad varían, pero lo que importa es como nosotros lidiamos con esas situaciones. La vida es una prueba constante que nos moldea hasta el último de nuestros días y Sound of Metal (2020) trata un poco sobre eso.

Ruben (Riz Ahmed) es un baterista que tiene una banda de metal junto con su novia Lou (Olivia Cooke). Sus vidas se basan solo en la música y se nota por su relativo éxito. Sin embargo, todo se da vuelta cuando Ruben empieza a perder la audición y debe acostumbrarse a un mundo lleno de silencio.

Esta película sería el debut de Darius Marder como director, quien anteriormente trabajó como guionista en The Place Beyond the Pines (2012). Básicamente entraría en ese prestigioso club de directores que la rompen con su primera película y que se volvió más común tras el éxito de Robert Egers, Ari Aster, Boots Riley y muchos más. El trabajo llevado a cabo en cada aspecto es tremendo y logra que esta película sea una opción obvia para el top de cualquiera.

Sound of Metal narra una historia muy íntima sobre la superación personal y las adicciones. Con esto último, no me refiero específicamente a las drogas, aunque estas tienen mucho que ver en la trama. Me refiero más a ciertos aspectos de los que solemos aferrarnos para seguir adelante, sean estos beneficiosos o no. En el caso de Ruben, es su amor por Lou, el cual también está íntimamente relacionado con su amor por la música. La desesperación del protagonista viene tras darse cuenta que, sin poder tocar la batería, no podrá mantener la banda que lo une a su pareja. De esta manera, veremos todo un proceso de asimilación a esta nueva realidad que se le presenta que lo pondrá en un dilema: encontrar su lugar o intentar volver a su vieja vida sin importar qué. Es una lucha interna que, como dije un poco antes, se asemeja un poco al proceso que sufre un adicto para desintoxicarse. Ruben debe entender que las reglas cambiaron, pero que eso no significa que no pueda seguir viviendo.

La inmersión que nosotros tenemos como espectadores en este proceso de superación es increíblemente efectiva gracias al excelente trabajo de Riz Ahmed y del diseño de sonido. Acá entre nos, admito que yo no soy un gran estudioso sobre este último aspecto. Lo más seguro es que el 90% de las veces deje el tema del sonido de lado, pero en el caso de Sound of Metal, el trabajo es tan bueno que hasta alguien tan novato como yo puede entender el gran trabajo que se realizó. La película es un ida y vuelta constante entre la perspectiva auditiva de Ruben y de quienes lo rodean, mostrando mejor la angustiante situación del protagonista. La audición de Ruben no desaparece de la nada, es algo que se pierde gradualmente y por eso escucharemos estática, voces tapadas y otros efectos que nos meterán más de lleno en el proceso.

Sinceramente, no tengo nada de que quejarme sobre Sound of Metal. Mi único comentario sería que esperaba más metal, pero es algo para tomar en chiste. Es una película que trata la superación de una manera muy hermosa, pero también muy desgarradora. El tramo final es el que más duele, pero no por las razones que uno esperaría. Obviamente no voy a explicarlo, pero me parece bien destacar que, una vez que llegamos al punto donde estamos hechos trizas, lo único que puede seguir después es juntar los trozos que quedaron e irnos a un lugar mejor ya que es lo único que nos queda. Vean Sound of Metal, está en Amazon Prime y no se van a arrepentir.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *