RESEÑA – MY HERO ACADEMIA: HEROES RISING – Sr Geek

RESEÑA – MY HERO ACADEMIA: HEROES RISING

Desde que comenzó su publicación en el 2014 a través de la revista Shonen Jump, My Hero Academia se convirtió en un título que no para de crecer y cuyo reconocimiento ya se volvió mundial. La obra de Kõhei Horikoshi no solo llegó a tener una cierta tanda de spin-offs, sino también su obvia llegada a la televisión nipona, lo cual terminó garantizando su paso a la gran pantalla. El éxito de My Hero es tal que las dos películas que salieron hasta ahora solo tienen un año de diferencia. En un momento ya hablé de como My Hero Academia: Two Heroes (2018) era otro punto a favor para la franquicia y debo decir que Heroes Rising (2019) se mantiene en el mismo nivel o hasta un poco más.

Luego de los acontecimientos de la cuarta temporada, Deku y sus amigos son llevados a la isla Nabu para continuar su entrenamiento como héroes. Este lugar es bastante pacífico y las tareas que deben realizar consisten más que nada en ayudar a sus habitantes con necesidades poco riesgosas. Sin embargo, todo eso cambia cuando un equipo de villanos liderado por “Nine”, un tipo que obtuvo el Quirk de “All for One” y desea cambiar al mundo para peor.

Heroes Rising toma lugar en una situación algo similar a la película anterior, ya que aísla a nuestros héroes en una isla que está en el medio de la nada y les ofrece la posibilidad de destacar sin que aparezca un héroe profesional para salvar las papas. Pero más allá de eso, también se le da la oportunidad al espectador de ver una historia donde los estudiantes de la U.A. finalmente pueden trabajar en conjunto para combatir una amenaza. Aunque era de esperar que algunos iban a tener mucho más protagonismo que otros, todos los personajes tienen un rol que cumplir y aportan algo a la trama. Los verdaderos protagonistas de esta película son Deku y Bakugo, amigos de la infancia y rivales que están bajo la tutela del gran All Might. En Heroes Rising veremos como ellos dos todavía intentan superarse entre ellos y combinar sus habilidades para cumplir el legado del Símbolo de la Paz. Sin embargo, todo esto se ve de manera superficial y recién caemos en eso por el tramo final de la cinta. No hay un desarrollo contundente en ninguno de ellos y tampoco dicen algo que nos ofrezca otra dimensión sobre sus personalidades (mucho menos Bakugo que utiliza la misma frase como 5 veces). Lo que sí es interesante es ver como ambos terminan siendo una inspiración para las generaciones futuras que están reflejadas en Katsuma, un niño de la isla.

Esta película, al igual que Two Heroes, se codea mucho con lo canónico. Se posiciona en una línea de tiempo creíble que les da sentido a varios acontecimientos, pero tampoco busca cambiar algo en el argumento original. Todo lo que parece tener un cierto efecto en la trama, termina siendo evitado por una explicación muy tirada de los pelos o simplemente olvidado. Entre estas cosas olvidables, tenemos a los villanos. Es el equipo usual conformado por el jefe (Nine), la mujer que no hace mucho y se la pasa atrás del jefe (Slice), el flaquito medio raro que se tiene mucha confianza (Mummy) y el grandote que es muy fuerte (Chimera). Traten de imaginarse a los compañeros de Bojack en la película La galaxia corre peligro (1993) de Dragon Ball Z (o muchas otras más), así de planos. Al parecer este grupo quiere crear un mundo de igualdad donde no haya héroes y villanos, sino que los fuertes gobiernen y protejan a los débiles para luego crear esa igualdad… o algo así. Sinceramente, no tiene mucho sentido y ellos tampoco se esfuerzan mucho para que lo tenga o siquiera simpatices en algún sentido. Son los malos de turno que llevan su causa a flor de piel, pero que importa poco o nada. Hasta Nine que es como un gran líder revolucionario se queda corto.

Lo más destacable de Heroes Rising es su animación. Las peleas superan enormemente a las de Two Heroes, especialmente la que se encuentra en el final. Esta última batalla es lo que hace que la película realmente valga la pena. Uno piensa que ya estaba viendo combates de muy alto nivel hasta que todo termina explotando en tu cara con un evento donde la palabra “épico” queda corta. Explicar esta escena sería un gran spoiler así que lo voy a dejar ahí, pero creo que una reacción muy acertada para esto sería cuando Michael Cera ve patinar a Chris Evans en Scott Pilgrim vs The World (2010). Simplemente wow.

En resumen, My Hero Academia: Heroes Rising es otro punto a favor que seguramente será muy reconocido entre los fanáticos de la franquicia. Una película explosiva que ofrece muy buenos momentos, pero con una historia que, desgraciadamente, carece de impacto.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *