RESEÑA – MALDITA – Sr Geek

RESEÑA – MALDITA

En el último tiempo Netflix empezó a apostar por series de fantasía, tales como the Witcher y Warrior Nun a la que se suma la que hoy nos trae acá: Cursed o Maldita, basada en el libro homónimo de Frank Miller y Tom Wheeler.

Esta serie nos cuenta la historia de Nimue, una joven hechicera que recibió un gran y misterioso poder del cual reniega. Su madre, en su lecho de muerte, le encomienda encontrar al mago Merlín para entregarle una antigua espada. En el camino se encuentra con Arturo, un mercenario que sin pretenderlo termina convirtiéndose en su compañero de ruta mientras se enfrentan a dos crueles enemigos: el Rey Uter y los Red Paladins.

Con el correr de los primeros capítulos uno descubre rápidamente que esta serie está lejos de ser de la mejores en su tipo, pero tampoco es una de aquellas que hace sentir que fue una pérdida de tiempo. Simplemente es rutinaria: tiene muchos de los elementos que uno espera en fantasía épica, pero puestos y explotados de la forma más convencional posible. De todas formas, dentro de todo esto es bastante sólida.

Acá se intenta reversionar el mito del rey Arturo desde un ángulo distinto, para tratar temas como los extremismos, el sinsentido de la guerra y las luchas de poder. El problema es que toma el típico esquema del camino del héroe, donde la protagonista y sus aliados se embarcan en una aventura para evitar que los malos se hagan de un objeto poderoso, el cual será decisivo en el futuro de todo el reino. Eso sí, reinventa muchos personajes y le da una óptica algo más actual por momentos, aunque también telenovelesca por otros.

Quizás en la segunda mitad, cuando el universo y los personajes quedan establecidos y cuyas acciones empiezan a influir en los demás, es donde la serie repunta y logra crear cierto interés.

Si bien no llega a ser una cosa lo suficientemente relevante como para poder considerarla como un aspecto negativo, la indefinición del tono buscado hace algo de ruido y le resta unidad como producto. Al comienzo la serie toma un tono algo teatral, cuasi solemne, mientras que el resto de los capítulos se vuelve algo más family-friendly y de fácil digestión, pero también intentan ser más maduros intercalando escenas muy violentas y sangrientas.

En cuanto a los personajes hay que decir que son bastante chatos y acartonados en su mayoría, en gran medida por el guion que no da lugar a sutilezas y matices que podrían aportar los actores. Cada personaje hace lo que tiene que hacer, dice lo que piensa y cada giro logra verse con cierta antelación. Por lo que al haber poco material de base y lugares por donde moverse, el desempeño de los actores en general también es flojo.

La situación con los antagonistas no es muy diferente. Todos son estereotipos de villanos sumamente planos: el inseguro que quiere todo el poder, el pujante y cruel líder de una secta, la fanática cuyas ideas superan los límites de su propia creencia y el sanguinario guerrero. A falta de calidad, por lo menos hay variedad.

Un caso aparte es Merlín, lo mejor de la serie. Este es el único personaje con cierto desarrollo permitiéndole a Gustaf Skarsgard sobresalir por sobre sus compañeros de elenco.

En conclusión, podríamos decir que Maldita está bastante lejos de ser una gran serie, incluso podríamos decir que es del montón, pero, sin embargo tiene muchos elementos que los fanáticos de la fantasía medieval podrán disfrutar si no son muy exigentes.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest
Maxi
Maxi
Reseño muy duro, como un esclavo, ya se me olvidó, bueno pagueme dinero. Parido en Gotham, educado en Howarts, alumno del doc Brown e Indiana. Fin del comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *