RESEÑA – PROJECT POWER – Sr Geek

RESEÑA – PROJECT POWER

Así como cada tanto Netflix hace películas interesantes, también entran en su rango un montón de películas de relleno de contenido. Como por ejemplo Proyecto Power. Una película que, si bien tiene una idea al menos interesante, en su desarrollo solo cae en ser un prototipo de remake de alguna película de acción de los 90s. Con personajes totalmente acartonados y situaciones de lo más fantasiosas sin aportar mucho más que algunos efectos y momentos pseudo vertiginosos.

La película va de una nueva droga que puede alterar por cinco minutos a quien la toma genéticamente. Convirtiéndolo al mismo en una especie de “superhéroe” , según dicen ellos en la misma película. Sin embargo, creo que el mejor término para llamarlo es un mutante. Ya que lo que sucede es que la mayoría de los que utilizan esta nueva droga más que hacer justicia, los ayuda a cometer más crímenes. Quizás esta sería una mirada mucho más interesante para pensar sobre si realmente la humanidad adquiere de golpe esta capacidad y si (como lo plantea la película) la mayoría optaríamos por el caos y el descontrol.

Pero esa no es la lógica que sigue la historia. En el medio de este problema que solo está pasando en el sur de Norteamérica. Se encuentran tres personajes, por un lado un policía Frank (Joseph Gordon-Levitt) y una adolescente Robin (Dominique Fishback) que vende estas pastillas y de los cuales no sabremos mucho más de su pasado, solo lo que vemos en la primera parte. Por otro lado, se les suma un personaje algo misterioso Art que encarna Jamie Foxx, que si bien también está atrás de la pista de la venta de drogas, su objetivo tiene que ver con recuperar a su hija la cual, según él, esta con los principales distribuidores de la pastilla en cuestión.

La película comienza cual videoclip de Kayne West o The Weekend, en cuanto a su cinematografía, para después de los primeros 20 minutos dejarlo. No así la música, que por un lado trata de reflejar el ambiente de un barrio vulnerable, pero que sin embargo lo hace desde un lugar muy superficial. Es más, hay todo un discurso sobre el rap y el verdadero poder y el sistema que parece totalmente sacado de otra película y no de esta (algo más que ver con Mentes Peligrosas – 1995).

El rasgo más notable es la incorporación de una adolescente (de 16 años aproximadamente que realmente los parece) vendiendo drogas y rapeando, en un mundo por momentos sádico y cuasi gore. Pero no es notable por estas razones sino por la actriz que lo interpreta, Dominique Fishback. Ella nos brinda los únicos momentos de frescura y hasta de simpatía. Hace que por momentos pensemos que es más una película fantástica que la seriedad que le dan sus compañeros tanto Jaime como Joseph.

Es por momentos una buena idea que no termina de cerrar y que tiene una ejecución por momentos aceptable por otros deja colgados muchos cabos. Casi diría como apresurada en la resolución. Cosa que no es pues dura aproximadamente 2 horas. Claramente es de las producciones que Netflix necesita para llenar espacios. En cuanto a sus directores ambos han trabajado desde hace rato juntos y otras de sus películas son Actividad Paranormal 3 y 4 , y más recientemente Nerve.

Hasta pareciera similar al estilo de Bright (con Will Smith) pero más desordenada. Probablemente haya algo en el cine de acción que traiga algo nuevo y entretenido (inclusive desde la fantasía) pero este no es el caso. Casi como un chiste terminando de verla pienso en que esta reinterpretación de una sociedad vulnerable y perdida en las drogas mezclada con mutantes es la mirada de dos hombres blancos que no se si tiene el acercamiento tanto a los comics como a tal sociedad.

SCORE:

A favor

EN CONTRA

¡ Comparte este artículo !
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *